Tips Para Cocinar Vegetales Al Vapor

Tips Para Cocinar Vegetales Al Vapor

Tips Para Cocinar Vegetales Al Vapor

Cuando escuchamos vegetales al vapor, lo más probable es que pensemos en unas verduras insípidas y blandas, sin mucha gracia. Pero no necesariamente tiene que ser así. Con el enfoque correcto, cocinar tus verduras al vapor puede resaltar sus sabores y texturas. A grandes rasgos, es un proceso bastante simple: toma tus verduras, ponlas en una olla con agua dentro de la vaporera y espera hasta que se cocinen. Sin embargo el truco está en los detalles. En este post te damos algunos tips para lograr que las verduras al vapor sean el nuevo acompañamiento favorito de tu casa.




Lava y Corta

Antes de cocinar tus verduras al vapor, asegúrate que estas estén limpias. Remójalas en agua tibia y remueve los restos de tierra de con tus dedos o con la ayuda de una escobilla. Luego pela las verduras que quieras cocinar sin cáscara, tales como zanahorias y betarragas (ver peladores acá).

Ahora saca tu cuchillo y tabla preferida (ver tablas acá) para comenzar a cortar. Es muy importante que cortes tus vegetales en pedazos del mismo tamaño, ya que de esta manera te aseguras una cocción uniforme y no te quedarán algunos pedazos más cocidos que otros.

Saboriza el Agua

Generalmente solo le ponemos sal al agua que vamos a usar para cocinar al vapor. Pero por qué no usar hierbas y aliños para darle un toque distinto a las verduras? Prueba con estas sugerencias y añade ese toque de sabor extra a tus vegetales:

- Exprime jugo de limón dentro del agua.
- Agrega la cáscara de una lima al agua hirviendo.
- Corta rodajas de naranja y ponlas dentro del agua.
- Pon hierbas frescas como albahaca o eneldo sobre tus verduras a cocinar.
- Cubre tus verduras con aceite de oliva, sal y pimienta antes de ponerlas en la vaporera.
- Pica ajo y jengibre fresco y ponlo sobre tus verduras para un toque extra.




Cómo Cocinar Verduras Al Vapor

Sigue estos pasos para la cocción perfecta de tus vegetales al vapor:

1. Pon aproximadamente 2 tazas de agua dentro de una olla, deben quedar entre 3cm a 5cm de agua en la base. El agua no debe tocar las verduras dentro de la vaporera.
2. Has hervir el agua. Agrega las verduras lavadas, picadas y aliñadas a la vaporera, ponla dentro de la olla y tápala (ver vaporeras acá).
3. Vegetales más delgados como los espárragos se demoran menos de 5 minutos en cocinar, mientras que verduras más densas como zanahoria o brócoli pueden tardar hasta 10 minutos o más. Pon un reloj con 2 minutos menos de los que tu crees que se demorarán en cocer las verduras.
4. Para probar si las verduras están listas, saca una de la olla y pínchala con un cuchillo en la parte más gruesa. Si el cuchillo entra fácilmente, lo más probable es que ya esté lista. Pruébala rápidamente antes de apagar el fuego para asegurarte.
5. La idea es sacar los vegetales de la vaporera justo antes de que estén totalmente cocidas, ya que se seguirán cociendo un poco más una vez que hayas apagado el fuego.




Primero Caliente, Luego Frío

Una vez que tus vegetales estén listos, sácalos de la vaporera y ponlos en un bowl con agua fría y hielo. Este método detiene el proceso de cocción rápidamente para que tus vegetales no se sobrecuesan y queden muy blandos. Además, el baño frío los ayuda a mantener sus colores brillantes.

Sazónalos a Gusto

Dale un toque extra a tus vegetales al vapor sazonándolos con aliños que resalten sus sabores naturales. Saltea un poco de ajo y ponlo arriba de tus porotos verdes. O agrega un toque de pesto a tus berenjenas y zapallitos italianos cocidos. Haz una mezcla de aceite de sésamo y soya para darle un toque asiático a tus zanahorias. También puedes probar aliñando la espinaca con aceite de oliva y ralladura de limón. Por supuesto, el clásico sal y pimienta nunca falla (ver molinillos acá).

Todos los comentarios

Deja un comentario